Connect with us

NBA

SIXERS ELIMINAN AL HEAT Y JAIME JAQUEZ JR.

Los derrotan 105-104

Los Sixers confirmaron este miércoles su pase a las eliminatorias en el lado de la Conferencia Este como séptimos clasificados confirmados al vencer en casa a los Heat. Entre ellos se jugaban ese puesto y fueron los locales los que, y no sin sudarlo, se lo adjudicaron.

El 105-104 fue resultado, valga el juego de palabras, de una remontada del combinado entrenado por Nick Nurse. Un cambio fue necesario desde el descanso, al que se llegó 39-51, tras los abucheos que sintieron los jugadores de los 76ers por parte de su público. Plaza complicada. Asumieron el mensaje y remontaron a base de triples. Así que este play-in termina ya para ellos: disputarán la primera ronda de los playoffs ante los Knicks.

Los Sixers ni siquiera necesitaron un frondoso acierto de Joel Embiid, que en tiros de campo metió seis y erró once, durante la subida a los cielos. A destacar el papel de Batum, que llegó a la veintena pese a salir de suplente, en el tramo en el que cambiaron de cara.

Embiid se había reservado en el último encuentro de la regular season, en el que tanto Bucks como Cavs evitaron ir por el mismo camino que ellos. El pívot de Yaundé regresó en este día crucial y, a pesar de sus fallos, los números son los que son: 23 puntos y 15 rebotes. 

Enfrente tuvo a uno de los ex-compañeros con los que sí hizo buenas migas, Jimmy Butler, en aquellos Sixers que pudieron ser y no fueron (aquel tiro de Kawhi les apartó del Anillo en 2019…), y el de los Heat sí que fue protagonista por una lesión. Acabando el primer cuarto, intentando una finta de tiro ante Oubre, el alero visitante cayó de una forma nada recomendable y se dañó la rodilla derecha; se esperan pruebas fehacientes, pero la creencia es que el ligamento lateral medial está dañado. Butler siguió en pista, jugó 40 minutos.

Los Heat, por su parte, deberán confirmarse como octavos en un nuevo encuentro. Ahí sí que será, para ellos, ganar o morir. El viernes se jugarán el pase frente a los Bulls. Los vigentes subcampeones van de nuevo por el camino difícil; ni es ajeno ni un problema, visto lo visto.

Lowry también estaba frente a sus ex, justo haciendo el recorrido contrario que Butler, y empezó con buen pie. Él y Maxey pegaron el primer tirón y pusieron a los Sixers con ocho de ventaja, aunque en ese primer cuarto ya iba a cambiar la tendencia. Sin tiempo para encariñarse con él los Heat bajaron del pedestal al conjunto de Philly. Justamente el tiro libre que anotó Butler nada más lesionarse fue el que puso por encima a Miami. Qué paradoja.

Entre el primer y segundo acto los de Spoelstra firmaron un parcial de 2-14 que les puso a mandar. La defensa estaba fructificando y sus oponentes no sabían ni por dónde andar. Tres triples en un minuto, Wright-Herro-Martin, terminaron por desesperar a la afición local, que emitió su juicio cuando expiraba el segundo cuarto. La remontada se antojaba complicada. Lo tenían muy por la mano los Heat.

Hield fue clave también, no sólo Batum. Con el bahameño empezaron a abrirse las compuertas de los Heat y por ahí entraron todos. El francés actuó bien como ejecutor en tiros abiertos y Maxey era el que aglutinaba, gracias a su rapidez, el carril central para maximizar las opciones. Así se acercaron. Los de Florida tardaron algo más en dar su brazo a torcer, pero lo terminaron haciendo. Con Batum y un triple, claro, a ocho minutos del final. Ahí estaba el favorito.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in NBA

essay writer