Connect with us

Futbol

COLOMBIA GOLEA 5-0 A PANAMÁ EN LA COPA AMÉRICA

Los Cafetaleros llegan a 27 partidos sin perder

Néstor Lorenzo sintetizó lo que representa James Rodríguez con la camiseta de la selección de Colombia. “Es un gran jugador, nada que explicar. Es un jugador que es feliz dentro del campo", dijo el técnico argentino de una selección que ha estado imbatible en sus últimos 27 partidos. Y la felicidad de James tiene bailando a Colombia en la Copa América, donde se ilusiona con conquistar el título por segunda vez. El mediapunta facturó un gol y aportó dos asistencias para que Colombia aplastase el sábado 5-0 a Panamá, con lo cual visó su boleto en las semifinales del torneo continental. Jhon Córdoba, Luis Díaz, Richard Ríos y Miguel Borja firmaron los otros tantos de Colombia, que por segunda edición consecutiva se abrió paso entre los cuatro mejores del certamen. “Un partido duro. Ellos entraron fuerte, pero convertimos los goles y eso nos dio el control”, dijo James. En el desierto de Arizona, Colombia volvió a bailar con sus festejos de gol y registró su 27mo partido consecutivo sin perder. Igualó el invicto más largo en la historia de la selección, establecido hace tres décadas bajo la dirección del técnico Francisco Maturana. El equipo de Lorenzo intentará romper el récord el próximo miércoles en Charlotte, Carolina del Norte, donde enfrentará a Uruguay, que más tarde eliminó por penales a Brasil en Las Vegas. En la otra semifinal, Argentina y Canadá chocarán el martes en East Rutherford, Nueva Jersey. Colombia ganó por cinco goles de diferencia por primera vez en su historia en la Copa América. Pero Lorenzo le puso paños fríos al abultado marcador. “El partido no fue tan fácil como lo dice el resultado. Fue duro desde lo físico, Panamá es un equipo que tiene un sistema que lo maneja bien, le falta un poco en la terminación y nosotros ahí fuimos efectivos", analizó. “Ganando por ese abultado resultado pareciera que fue un baile y no fue así”. La del sábado fue una victoria que se cocinó rápidamente. Colombia salió decidida a no dar margen alguno a la sorpresa y tomó la iniciativa, teniendo a James como su hombre orquesta una vez más. Después de guiar a Colombia para ganar su grupo por delante de Brasil, el astro de 32 años no bajó revoluciones en el arranque de la fase de eliminación directa. Al compás de James, los tres primeros goles cafeteros cayeron como dagas en el primer tiempo. En el primero, a los ocho minutos, ejecutó el córner que Córdoba cabeceó al fondo de la red. Siete minutos después, James firmó su primer gol del torneo al clavar de zurda el penal que se señaló luego que el arquero panameño Orlando Mosquera derribó en el área a Jhon Arias. Cerca del descanso, James pilló dormida a la zaga panameña al cobrar un tiro libre en el círculo central y puso un balón perfecto para que Díaz hiciera el tercero de la tarde y el segundo de su cuenta personal en la copa. Fue la quinta asistencia de James en cuatro partidos en Estados Unidos, donde ha recuperado su versión más prodigiosa tras una floja temporada con el club brasileño Sao Paulo. Colombia no sale campeón continental desde que se consagró como anfitriona en la edición de 2001. “Quería hacer una muy buena copa. Vamos hasta el último día. Esperamos llegar a la gran final”, indicó James. Ríos estampó el cuarto gol a los 70 con un remate de media distancia tras aprovechar un balón que le quedó entregado tras una falta sobre Daniel Muñoz en el área que el árbitro no sancionó para dar la ley de ventaja. Borja puso cifras definitivas en los descuentos con un penal tras una falta de José Córdoba sobre Santiago Arias. Panamá, que sorprendió al dejar en el camino al anfitrión Estados Unidos, tuvo arrebatos de rebeldía al adelantar líneas tras quedar abajo 2-0. Los canaleros bien pudieron descontar con un cabezazo de Edgar Fariña que pegó en el poste y que el arquero Camilo Vargas procedió a despejar. Las imágenes de video parecieron indicar que la pelota pudo haber traspasado la raya. “No hay excusa, complicado plasmar un partido contra Colombia cuando vas por ellos arriba”, dijo Thomas Christiansen, el técnico de Panamá . “Son pocos equipos los que se atreven a hacerlo”. Los panameños se marchan de su segunda Copa América con la satisfacción de haber superado la fase de grupos por primera vez. “Estoy orgulloso de mis jugadores, lo que han conseguido en esta Copa América y por supuesto, a nadie le gusta perder”, indicó Christiansen. “Debemos felicitarlos aunque no acabamos como nos hubiese gustado”.

Néstor Lorenzo sintetizó lo que representa James Rodríguez con la camiseta de la selección de Colombia.

“Es un gran jugador, nada que explicar. Es un jugador que es feliz dentro del campo», dijo el técnico argentino de una selección que ha estado imbatible en sus últimos 27 partidos.

Y la felicidad de James tiene bailando a Colombia en la Copa América, donde se ilusiona con conquistar el título por segunda vez.

El mediapunta facturó un gol y aportó dos asistencias para que Colombia aplastase el sábado 5-0 a Panamá, con lo cual visó su boleto en las semifinales del torneo continental.

Jhon Córdoba, Luis Díaz, Richard Ríos y Miguel Borja firmaron los otros tantos de Colombia, que por segunda edición consecutiva se abrió paso entre los cuatro mejores del certamen.

“Un partido duro. Ellos entraron fuerte, pero convertimos los goles y eso nos dio el control”, dijo James.

En el desierto de Arizona, Colombia volvió a bailar con sus festejos de gol y registró su 27mo partido consecutivo sin perder. Igualó el invicto más largo en la historia de la selección, establecido hace tres décadas bajo la dirección del técnico Francisco Maturana.

El equipo de Lorenzo intentará romper el récord el próximo miércoles en Charlotte, Carolina del Norte, donde enfrentará a Uruguay, que más tarde eliminó por penales a Brasil en Las Vegas.

En la otra semifinal, Argentina y Canadá chocarán el martes en East Rutherford, Nueva Jersey.

Colombia ganó por cinco goles de diferencia por primera vez en su historia en la Copa América.

Pero Lorenzo le puso paños fríos al abultado marcador.

“El partido no fue tan fácil como lo dice el resultado. Fue duro desde lo físico, Panamá es un equipo que tiene un sistema que lo maneja bien, le falta un poco en la terminación y nosotros ahí fuimos efectivos», analizó. “Ganando por ese abultado resultado pareciera que fue un baile y no fue así”.

La del sábado fue una victoria que se cocinó rápidamente. Colombia salió decidida a no dar margen alguno a la sorpresa y tomó la iniciativa, teniendo a James como su hombre orquesta una vez más.

Después de guiar a Colombia para ganar su grupo por delante de Brasil, el astro de 32 años no bajó revoluciones en el arranque de la fase de eliminación directa.

Al compás de James, los tres primeros goles cafeteros cayeron como dagas en el primer tiempo.

En el primero, a los ocho minutos, ejecutó el córner que Córdoba cabeceó al fondo de la red.

Siete minutos después, James firmó su primer gol del torneo al clavar de zurda el penal que se señaló luego que el arquero panameño Orlando Mosquera derribó en el área a Jhon Arias.

Cerca del descanso, James pilló dormida a la zaga panameña al cobrar un tiro libre en el círculo central y puso un balón perfecto para que Díaz hiciera el tercero de la tarde y el segundo de su cuenta personal en la copa.

Fue la quinta asistencia de James en cuatro partidos en Estados Unidos, donde ha recuperado su versión más prodigiosa tras una floja temporada con el club brasileño Sao Paulo.

Colombia no sale campeón continental desde que se consagró como anfitriona en la edición de 2001.

“Quería hacer una muy buena copa. Vamos hasta el último día. Esperamos llegar a la gran final”, indicó James.

Ríos estampó el cuarto gol a los 70 con un remate de media distancia tras aprovechar un balón que le quedó entregado tras una falta sobre Daniel Muñoz en el área que el árbitro no sancionó para dar la ley de ventaja.

Borja puso cifras definitivas en los descuentos con un penal tras una falta de José Córdoba sobre Santiago Arias.

Panamá, que sorprendió al dejar en el camino al anfitrión Estados Unidos, tuvo arrebatos de rebeldía al adelantar líneas tras quedar abajo 2-0. Los canaleros bien pudieron descontar con un cabezazo de Edgar Fariña que pegó en el poste y que el arquero Camilo Vargas procedió a despejar. Las imágenes de video parecieron indicar que la pelota pudo haber traspasado la raya.

“No hay excusa, complicado plasmar un partido contra Colombia cuando vas por ellos arriba”, dijo Thomas Christiansen, el técnico de Panamá . “Son pocos equipos los que se atreven a hacerlo”.

Los panameños se marchan de su segunda Copa América con la satisfacción de haber superado la fase de grupos por primera vez.

“Estoy orgulloso de mis jugadores, lo que han conseguido en esta Copa América y por supuesto, a nadie le gusta perder”, indicó Christiansen. “Debemos felicitarlos aunque no acabamos como nos hubiese gustado”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Futbol

essay writer